Enlaces Prepara a Escuelas en el Uso de Un Computador por Alumno

30 01 2010

CHILE: En marzo próximo, Enlaces del Ministerio de Educación iniciará el proceso de acompañamiento a las más de 1.500 escuelas municipales del país que recibieron el equipamiento Laboratorio Móvil Computacional (LMC), para que incorporen de forma pedagógica esta tecnología que está orientada a los niños y niñas de 3° Básico. La idea es los alumnos desarrollen las capacidades de lectura, escritura y las operaciones básicas de matemáticas, en modalidad uno a uno, donde cada alumno dispone de un computador. Lee el resto de esta entrada »





El cine puede ser una buena herramienta pedagógica para educar en virtudes y valores

8 06 2009

Se acaba la película y todos en la casa comienzan a hablar. Ese debate es ya una costumbre en el hogar de Adriana Quintero y Nicolás Rubiano.

Y es la forma en que han reforzado en sus hijas, de 6 y 8 años, el interés por analizar lo que ven.

“No podemos prohibirles la televisión ni el cine, pero sí podemos enseñarles a ser críticas con los mensajes que les llegan”, dice la mamá.

Eso lo han aprendido a través del cine club del Gimnasio Iragua, donde estudian las niñas, que cada tanto envía a la casa una película seleccionada y una guía de trabajo familiar.

“El programa tiene tres objetivos: promover la convivencia entre padres e hijos, alfabetizar a los padres en lectura de medios audiovisuales y desarrollar virtudes y valores en las estudiantes”, señala Adriana Álvarez, directora de orientación del Iragua.

Y los resultados no se han hecho esperar. “Las niñas ahora tienen más argumentos para discernir entre lo que es bueno y lo que es mejor, y se han vuelto mucho más comunicativas”, señala Quintero.

Son las bondades del aprendizaje a través del cine, “una ventana grandísima hacia el conocimiento que hay que abrir para ir más allá”, afirma el español Enrique Martínez-Salanova, vicepresidente del Grupo Comunicar, que lleva más de 20 años trabajando el cine como una herramienta pedagógica.

Claves de una película para enseñar

Una investigación que Marisol Forero realizó en la Escuela Internacional de Cine y TV, en Cuba, determinó estas características de las películas ideales para formar:

  • Presentan pocos personajes. Así el niño puede identificarlos plenamente y entender la historia.
  • Los personajes se enfrentan a situaciones que los hacen crecer.
  • Normalmente no son los antagonistas sino el medio el que impone barreras para que el protagonista no alcance su objetivo. Como en la realidad.
  • Promueven la espiritualidad, no como una fe, sino como la fuerza que impulsa a la gente para actuar.
  • Incentivan los buenos sentimientos y valores como la lealtad y la solidaridad.
  • Tienen una duración menor a los 90 minutos.

Ver noticia completa.

FUENTE: ELTIEMPO.COM






Construyamos juntos las evaluaciones para los estudiantes de educación media

31 05 2009

Desde el pasado 26 de mayo, y durante un mes, toda Colombia podrá hacer aportes y comentarios que permitan integrar esfuerzos, conocimientos y experiencias en el desarrollo de una metodología para la construcción de Evaluaciones de estudiantes de 10° y 11°.

Por medio de un foro virtual, establecido por el Ministerio de Educación Nacional, docentes, directivos, estudiantes, padres de familia, investigadores, y en general, todos los colombianos podrán analizar y proponer afirmaciones, evidencias y tareas, partiendo de la experiencia y conocimiento individual, y teniendo en cuenta los Estándares Básicos de Competencias (material que se encuentra disponible en el sitio del foro) sobre las cuales desarrollar evaluaciones confiables de lo que los y las estudiantes saben y saben hacer.

Continuar leyendo…

Fuente: Ministerio de Educación – Colombia





En los colegios con pedagogía Waldorf se enseña a través del arte y los juegos

9 05 2009

En esta forma de educación, las profesoras inician la jornada con una narración en un escenario que, según los pedagogos, pone a los niños en contacto con un entorno natural.

“Los cuentos, las rondas infantiles y el juego permanente son las cosas que más recuerdo de mi paso por el colegio. El jardín infantil fue una época que nunca voy a olvidar, época que la mayoría no recuerda”.

Juan Esteban Trujillo, bachiller educado con la pedagogía Waldorf-creada por el austriaco Rudolf Steiner-, sonríe cuando recuerda cómo empezaban los días en su jardín infantil, pues antes de comenzar el juego y las actividades diarias, su maestra le contaba un cuento inventado por ella: el mismo, todos los días durante un mes.

Una vela encendida, al lado de los otros tres elementos de la naturaleza (tierra, agua y viento), le imprimen al salón un ambiente que invita a la imaginación y la fantasía.

“La importancia de mantener el ritmo con cuentos, rondas y talleres artísticos es para que el niño comience a entender los tiempos, sin necesidad de saber las horas o los días” asegura Bertha Cecilia Zárate, profesora de preescolar que emplea este método.

No los dividen por curso

De la misma manera comienzan los días en la Corporación Educativa y Social Waldorf -ubicada en el sector de Sierra Morena, de Ciudad Bolívar, en Bogotá, y que brinda educación gratuita- y en el colegio privado Monte Cervino, en la vereda Tiquiza de la vecina población de Chía (Cundinamarca).

No tienen ninguna diferencia en la forma de educar, salvo el lugar en que trabajan.

Lo que pasa en el interior de estos dos lugares, así como en otras cuatro instituciones del país y en más de 3.000 en el resto del mundo, es que en preescolar los niños no están divididos por curso ni edad.

Los salones están dispuestos de acuerdo con el número de pequeños que una maestra, junto con un auxiliar, puedan atender. Antes de los 7 años, se evita la formación académica tradicional.

“No es oportuno lo académico para los niños, porque en ese momento del desarrollo las prioridades son otras”, afirma Manuel Herrera, gestor del Monte Cervino. En cambio, se centran en el desarrollo del cuerpo.

En esta técnica educativa los períodos duran siete años, porque, según la filosofía, durante ese tiempo el cuerpo puede hacer determinadas cosas.

“El primer septenio es fundamental, porque es el momento en el que la creatividad y la imaginación no pueden ser interrumpidas”, asegura César Augusto, pedagogo Waldorf.

Juan Esteban tiene hoy un cargo ejecutivo en una compañía francesa y casi no le queda tiempo libre: se la pasa tocando la viola en una banda que conformó con sus amigos.

El ciclo educativo

Preescolar. El salón es como una casa pequeña diseñada para los niños. No hay pupitres, sino una sola mesa. Sirve de comedor y para pintar y modelar arcilla. Sus maestras cocinan con ellos y para ellos. Este período termina cuando al niño se le caen los dientes de leche.

Primaria. Aparecen los grados y divisiones. Cada curso no tiene más de ocho o 10 estudiantes, se hacen visitas domiciliarias y se atienden los cambios anímicos de los niños. Las llamadas materias de ‘costura’ (arte o pintura) tienen más intensidad horaria que español o matemáticas.

Bachillerato. En esta etapa los acompañan profesores especialistas en cada área.

ANAMARÍA LEAÑO
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

FUENTE: ELTIEMPO.COM