El ejemplo de los padres

7 10 2009

Es muy importante complementar la educación de los más pequeños con un buen ejemplo. No solo lo que aprenden en los libros es importante. Es importante que tanto en casa como en el colegio, los mayores den un buen ejemplo, siendo éste una de las mejores enseñanzas y la que mejor retienen los más pequeños.

El tópico de que los niños son como esponjas, es bastante acertado. Pero además suelen tener una particularidad, siempre retienen mejor los malos ejemplos (las palabrotas, los gestos incorrectos, etc.). Por eso es muy importante la forma de actuar de las personas que le rodean.
Si es preciso se le puede regañar y explicarle porque una cosa está bien o mal hecha. siempre que sea posible, hay que razonar su comportamiento. Lo que no debe hacer es reñirle en público, poniendo en evidencia al niño. Se debe hacer en privado. Tampoco es correcto discutir con otro u otros mayores el regaño o castigo impuesto por una falta del niño. Si no está de acuerdo lo mejor es discutirlo en privado. Y no debe cuestionar nunca en público la autoridad de la otra persona (su madre, su padre, su abuela, etc.). Tampoco es un comportamiento demasiado correcto dar “refugio” o cobijo al niño con mimos y dejando en mal lugar a la persona que le ha regañado. Es un mal ejemplo para el niño que aprenderá a solicitar este “apoyo” siempre que le regañen.
El comportamiento ajeno también es una buena fuente de aprendizaje. Cuando otro menor hace algo que no debe puede ser un buen momento para indicarle a su pequeño lo que no debe hacer. En un parque, en un centro comercial, etc. puede encontrar muchos ejemplos (por desgracia) de lo que no se debe hacer. Utilícelos con sus pequeños.
En ciertos momentos, es importante también explicarles a los más pequeños las posibles consecuencias de su mal comportamiento. Que aprendan a que ser maleducados o tener un comportamiento incorrecto les puede acarrear un castigo o penalización (quedarse sin jugar a su videoconsola de juegos, sir ir a una fiesta, sin ver su programa favorito de la tele, etc.). Por el lado contrario, también puede premiar un comportamiento correcto de los más pequeños cuando se portan bien en el cine, en casa de un amigo o familiar, en la calle o en un parque, etc.
Haciendo un símil con la informática, los niños son como un ordenador que vienen con el “disco duro” vacío. Y son los mayores a su cargo los que deben ir “grabando” en él los conocimientos necesarios para que tenga un correcto desarrollo en todos los sentidos, y lograr formar a una persona, que utilizará, con toda seguridad, esos conocimientos adquiridos (grabados en su disco duro) durante el resto de su vida. Por eso es tan importante darles una buena educación, por que es un pilar básico para toda su vida.
Recuerde que siempre es mejor razonar que imponer. Que siempre es mejor premiar que castigar.

Fuente: El NUEVO DIA – COLOMBIA

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: