A la hora de escoger colegio, siga estos consejos

17 08 2009

Son muchos los factores a considerar al escoger el colegio de los hijos.

El método pedagógico, la filiación religiosa, los idiomas y las especialidades son algunas de las recomendaciones a seguir, para que su hijo aprenda y sea feliz.

Es claro: los niños no pueden elegir por sí mismos y por eso sus padres son los que deben tomar las decisiones por ellos. Y una de las más difíciles es la escogencia del colegio, ese lugar donde se formarán académicamente, donde podrán socializar y desarrollar sus aptitudes; donde edificarán su futuro.

Por eso, los expertos plantean una serie de recomendaciones para que los padres escojan ese colegio ideal y no fracasen en ese propósito.

Visitar dos o tres instituciones, revisar los programas académicos y conocer el tipo de pedagogía son algunas de las claves. También es importante determinar el perfil y las aptitudes del niño, respetarlo como individuo y no pretender que necesariamente vayan al colegio donde ellos se formaron para que repitan sus historias. Tenga en cuenta los siguientes consejos:

Primero, haga bien las cuentas

En nuestro medio la educación privada tiene un alto precio para los padres. En muchos de estos colegios la pensión mensual puede superar el millón y medio de pesos, sin incluir gastos de matrícula y, en algunos casos, los bonos, que pueden costar varios millones.

Por eso es importante definir el presupuesto antes de matricular al niño en un colegio muy costoso, pues a veces el dinero no alcanza y el niño termina saliendo del plantel. Hay colegios privados que, sin ser muy caros, ofrecen una buena educación. Esto, sin demeritar a las instituciones de carácter público.

Las creencias sí importan

Los padres deben tener en cuenta la línea religiosa.
Hay algunos colegios con filiaciones de credos muy específicas.
Un colegio de monjas o sacerdotes no será el más indicado si el niño está creciendo en un ambiente no tan religioso. Y si este pertenece a algún credo en particular, no será recomendable uno con filosofía liberal. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de colegios la clase de religión está enfocada en la doctrina católica.
Es fundamental conocer qué clase de valores humanos y sociales se infunden en el plantel. La idea es que coincidan con los de la familia.

Políglotas y mixtos

Hay colegios que ofrecen formación en varios idiomas, y que además, tienen un rango internacional que le permitirá al niño, en su momento, terminar sus estudios en otros países o hacer intercambios.

Hoy en día, además de dominar el inglés como idioma universal, el aprendizaje de otras lenguas le brinda al niño más posibilidades para el futuro. Sobre los colegios mixtos o aquellos de solo niños o niñas, hay opiniones encontradas, aunque mucho expertos recomiendan la primera opción por una sencilla razón: la vida cotidiana es entre hombres y mujeres.

Revise el proyecto educativo

Cada institución tiene un Proyecto Educativo Institucional (PEI), que define los lineamientos académicos y pedagógicos. Establece si se trata de un colegio con énfasis en las humanidades, las artes o las ciencias, y qué tan exigentes o flexibles son en cuanto a la disciplina y las tareas. Es clave tener claro cómo es la personalidad del niño. Hay colegios afianzados en el rigor académico, y otros que manejan una pedagogía mucho más moderna que le permite al niño desarrollarse más libremente. Infórmese sobre el escalafón académico y sobre la preparación de los profesores.

Esas ayudas adicionales

En algunos colegios privados se han impuesto procesos terapéuticos (fonoaudiología y psicología, por ejemplo) y refuerzos académicos, conocidos como terapias. Estas actividades son extracurriculares, aunque algunos las ofrecen en un mismo paquete. Aunque los expertos reconocen el valor de estas ayudas, recomiendan a los padres evaluar si son realmente necesarias.
Esto se hace verificando los síntomas de los niños en cuanto al aprendizaje y sus conductas sociales.

FUENTES CONSULTADAS: Paula Andrea Bernal, psicóloga en desarrollo infantil de la Universidad de Nueva York; Marinela Orjuela, terapeuta ocupacional y magíster en educación, y Álvaro Franco, psiquiatra infantil.

FUENTE: ELTIEMPO.COM

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: