“Pisotón”, programa de educación y desarrollo

2 08 2009

Barranquilla.  Durante el 27 y 28 de agosto, Unicef y la Gobernación del Atlántico premiarán a los docentes de colegios de primaria y bachillerato que mejor aplican el Programa de Educación y Desarrollo Psicoafectivo “Pisotón”.

El proyecto es desarrollado por la Universidad del Norte en cinco países de América Latina como parte de su política de Responsabilidad Social Empresarial.

Pisotón va dirigido a los niños y niñas entre dos y nueve años que pretende que los profesores de colegios de cualquier estrato socioeconómico suministren herramientas a sus estudiantes para que puedan expresar libremente sus emociones, enfrentar los problemas propios de su edad y asumir, dentro de su lógica, los posibles conflictos familiares que sobrevengan.

Estas herramientas son cuentos, psicodramas, juegos y relatos vivenciales que, según la coordinadora y creadora del programa, Ana Rita Russo, permiten prevenir males posteriores por las dificultades a las que el niño de hoy se enfrenta en su proceso psicoafectivo.

Una tesis doctoral
“La separación de los padres, la inmersión en medios difíciles, la muerte de un ser querido y toda interferencia como violencia y abusos que, cuando no se controlan a tiempo, van a traer como consecuencia estructuras de personalidad con problemas y dificultades, son parte de nuestro interés para demostrar que los programas preventivos sí funcionan”, asegura la doctora Russo, quien diseñó el modelo Pisotón como su tesis doctoral en Ciencias de la Educación de la Universidad de Salamanca (España).

El proceso de Pisotón se inicia con un diplomado ofrecido a 100 maestros y dictado por profesionales que tienen relación directa con niños como pediatras, psiquiatras, psicólogos y profesores.

Luego el docente capacitado convoca a los padres, tutores y niños, para enseñarles a usar las herramientas. Este tipo de reuniones son claves en el proceso porque el docente puede extraer información importante para el desarrollo del niño y al final del proceso se hace una especie de “cierre” en el que se entrega a los padres unas notas sobre los resultados del estado emocional de sus hijos.

En una ciudad mexicana, a la que viajó recientemente la investigadora Russo, le causó curiosidad que al valorar el resultado de las encuestas aplicadas a los pequeños, hubiese tantos niños con tendencias suicidas. Le llamó la atención el caso de una niña con la que pidió entrevistarse junto a sus padres.

Ellos le comentaron que su hija era muy triste y que “todo le daba rabia”. Cuando ellos terminan de hablar –dice Russo-, yo le digo a la niña: “Mami y papi hablaron de rabiecita, pero hay otro sentimiento que es la tristeza”.

Yo no había terminado de hablar cuando se ha echado a llorar, los papás se quedaron sorprendidos, y yo le digo: ¿Qué es lo que te pone triste? La niña empezó a desahogarse, a decir que sus padres no la llevaban a pasear, daba rodeos, hasta que me mira y me dice: “Mi papá golpea a mi mamá”. Y esa niña, que había estado calladita, dijo todo en frente de sus padres.

La doctora Russo recuerda que se quedó con sus padres y la niña se fue satisfecha con la maestra que le había enseñado, por medio de las herramientas, que había que expresar sus emociones.

“Me quedé hablando con los papás y les hice una terapia de pareja. No sé cuánto va a durar el ‘love story’, pero ahí se van haciendo cosas”, concluye.

En palabras de la experta, el nombre de este programa supone un pisar fuerte por la vida, supone un pisar fuerte a sí mismo, es una huella que al mismo tiempo es movilización, que si bien queda impresa, siempre se puede modificar.

“Es esa piedrita que hay en el camino, pero con la que no voy a volverme a tropezar. No es negar lo que me pasó, pero sí saber que no me tropezaré de nuevo”, dice.

Imagen-símbolo
Pisotón es simbolizado por un hipopótamo. Pero, ¿por qué ese animal? Según la doctora Risso, buscaba una imagen que representara las características psicológicas de la polaridad del hombre.

Por ello el paquidérmico tuvo que competir con el elefante y el manatí que también representan esas características, pero finalmente fue escogido por ser un animal gregario, que tiene normas, y por ser uno de los que más amamanta a su cría y cuando ataca lo hace para defender su espacio.

Lo más destacado de Pisotón es que el profesor capacitado aprende a utilizar estas técnicas para usarlas toda la vida. De ahí la importancia de una iniciativa que apunta al fortalecimiento de estas nuevas vidas.

Carlos Mancera Quevedo

Fuente: La República – Colombia

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: